Agentes inmobiliarios: No basta con ser un buen vendedor

El proceso de compra-venta de un inmueble puede llegar a ser un dolor de cabeza si no se elige las personas correctas. Sabemos que cuando se contrata un servicio inmobiliario se espera que este genere confianza, que se dé un asesoramiento completo e integral y que exista una fuerte ética de trabajo. No obstante esto no siempre ocurre así porque a veces las personas encargadas de cuidar tu patrimonio persiguen el único interés de cobrar una comisión puntual.

¿Cómo puedes detectar a un buen agente inmobiliario? Te explicamos algunos aspectos imprescindibles que debes tener en cuenta a la hora de escoger el/la profesional que te acompaña:

 

Se pone en tus zapatos

Desde nuestra experiencia sabemos que lo primero es conocer bien al propietario y al inmueble. Esto implica entender las expectativas personales y asesorar según las necesidades de cada persona y situación. Por eso un buen profesional siempre te hará las preguntas adecuadas y te resolverá todas tus dudas, incluso las que no sabías que tenías.

 

Te acompaña antes, durante y después

Esto no va sólo de firmar contratos. Detrás hay múltiples procesos y condiciones que deben ser mirados con lupa. Por eso debes asegurarte que vas a recibir un acompañamiento integral que te asegure que tu documentación siempre esté en regla. Una inmobiliaria de calidad siempre te asesorará en aspectos legales, fiscales y comerciales.

 

Te dice la verdad, aunque sea difícil de escuchar

Además de informar, un buen agente inmobiliario será honesto a la hora de aconsejarte sobre el precio de venta. No te creará falsas expectativas ni te prometerá un precio irreal como el de los portales de Internet, donde en muchas ocasiones los precios están hinchados. Un profesional conoce el mercado y sabrá asesorarte para que tomes la mejor decisión.

 

También asesora a tu comprador

Para conseguir tu objetivo es necesario acompañar a los futuros compradores de tu vivienda. Asesorarles en las operaciones financieras, ofrecer alternativas y estar presentes en los procesos y gestiones más importantes en la notaría y la gestoría. De esta forma te asegurarás que todo marcha sobre ruedas.

En definitiva, cuando escoges un/a agente inmobiliario/a estás poniendo en manos de un tercero tu futuro y una de las transacciones más importantes de tu vida. Por eso hemos desarrollado el Método Nitia (link), una forma de vender y alquilar pisos de forma honesta, con un servicio personalizado y tarifa plana.

Si quieres conseguir la mejor negociación, opta siempre por personas con valores que velen por tus intereses.

Comparar listados

Comparar